redes sociales

Donde hay patrón, no manda marinero.



Si hay una ciudad que esconda sus tesoros, esa es Helsinki.

Aunque no deja indiferente al que la visita, sólo después de pasar dos veces por la misma calle, de sentarte dos días en la misma terraza, empiezas a ver cosas en las que antes no te habías fijado.

Y así, poco a poco y casi sin darte cuenta, conoces la ciudad y empiezas a comprender un poco a sus habitantes.

Aquí, todo el mundo va en bicicleta. En invierno o en verano. Con sol o bajo la nieve.

Todo el mundo tiene bicicleta


Después del trabajo y antes de coger la bicicleta, muchos jóvenes se sientan en estas escaleras a tomar una cerveza antes de volver a casa. ¡Uf, que frío!

Aquí, quien más o quién menos, tiene un barco o si no, un amigo que lo tiene.

Aprendiendo a navegar

Les apasiona navegar, salir a pescar o simplemente acercarse hasta alguna isla para disfrutar de un picnic, un baño o una sauna.

Tanto como navegar, les encanta estar al aire libre. Con un sólo rayo de sol en el cielo, la gente se lanza a la calle y las terrazas se llenan de bebedores de café o comensales improvisados. Los vendedores de los mercados callejeros, despachan encantados sus mercancías de bayas, setas y otros productos frescos.

Un rayo de sol y todos en la calle


Mi sangre caliente del sur de Europa no entiende todavía esa ansia de sentarse en la calle a merced del astro rey. No porque no necesite sus rayos, sino porque abrigo y terraza no fueron nunca sinónimos en mi diccionario.

Yo prefiero perderme en lugares más calentitos, cómo este café improvisado en el invernadero municipal

Un cafe tranquilito


Y después, cruzar la calle y visitar a los animales de Töölonbay.

De limpieza

Un oasis verde en el centro de la ciudad dónde te puedes encontrar conejos, ardillas,pájaros, patos y hasta alguna pareja de enamorados, disfrutando de su mutua compañía.

Sábado en el parque

Bueno, vale, ahora no parecen unos tortolitos, pero os puedo asegurar que medio minuto antes, mientras yo tirada en el suelo hacía como que seguía fotografiando patos, ellos se hacían carantoñas.

¿Os valen estos paseando por pleno centro de Helsinki?

Tortolitos de paseo


Buscando tesoros puedes descubrir que en Helsinki no hay graffitis, ni uno. No hay gente, spray en mano, firmando en paredes ajenas. O si la hay, hay servicios de limpieza más rápidos que un rayo, que cual goma "Milán", dejan todo impoluto, como nuevo.

Y también que los artistas son sólo callejeros en Verano, ferias o fiestas. No sé si la razón es el frío o las autoridades un tanto estrictas, pero ninguno se puso a tiro de mi objetivo durante mi búsqueda por la ciudad.

Lo que si encontré fue un punto de vista diferente de mirar la ciudad.

A través de sus fuentes:

Avis Amanda y la Upenski Catedral

La fuente es una de las más conocidas de Helsinki.
Esta foca es parte de la fuente de Avis Amanda, escenario de borracheras en la fiesta de bienvenida del Verano.
. Al fondo la Catedral Ortodoxa, una de las dos catedrales de Helsinki.


, o de su suelo: adoquines y raíles de tranvía, sólo pueden significar Helsinki.

Paralelas


Como dónde hay patrón, no manda marinero, tuve un indeseado compañero todo el mes que me impidió salir a surcar las calles de Helsinki para mostraros los 16 tesoros que la gente de "La Vuelta al Mundo" ha encontrado a lo largo y ancho del globo.

Mi niña desconocida y yo os pedimos disculpas y esperamos que nuestros tesoros os hayan mostrado un poquito más de esa Helsinki que se viste de fiesta cuando alguien la mira con ojos de querer.

IMG_3302_copia

Nos enamoramos de esta niña cuando conocimos el barrio de Arabia.
Paseaba despacito con su bicicleta, observando todo lo que había a su alrededor. De repente, paro la bici, se sentó y un instante después de esta foto, sacó una cámara de fotos de la mochila y se puso a disparar.
Yo ya no saqué ninguna más. Nos quedamos observándola y disfrutando del momento. A veces no es necesario sacar una foto para grabar una imagen en tu mente para siempre.


Pasaros por aquí, o por aquí, para viajar como bucaneros buscando tesoros. Os aseguro que merece la pena.

26 comentarios:

  1. belliiiiiiisima entrada Conchi!! Últimamente me emociono mucho, así que me dejaste con una lagrimita en los ojos con lo de la niña. La fuente me enamoró, al igual que tu café en el invernadero. Te quedó realmente preciosa esta entrada, me encantó tu manera de contarlo!!!!

    Besitos!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Qué rica la niña, igualita que yo de pequeña, siempre con la bici y la cámara a cuestas ;-)

    Me han gustado mucho las fotos, sobre todo la del cafetito en el invernadero y la de los barquitos, es chulísima!!

    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Me han encantado, me imaginé un rico café en el invernadera. Cada vez tengo más ganas de conocer Helsinki

    ResponderEliminar
  4. A mi lo que me gusta de tu set es que nos contaste a Helsinki a traves de tus tesoros. Nos hablaste de la vida y las costumbres de los finlandeses contemporaneos. Eso creo que no lo hizo ninguno de nosotros.

    Por ello te doy las GRACIAS y te cuento que me has dejado con una sonrisa de oreja a oreja, contentisima porque te echaba de menos y porque tus fotos son muy lindas ♥

    Muchos besitos otoñales.

    ResponderEliminar
  5. Syl no estara en estado?
    Ese sentimentalismo extremo es sospechoso (aunque yo tambien me conmovi con tu post).

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias Sylvia. Arriba ese ánimo que ya te queda menos para terminar de subir la cuesta.
    Después es todo cuesta abajo camino hacia vuestra nueva vida.

    Vane, ¿ibas por Madrid con la bici a cuestas?
    Mi padre tenía una cámara que cuidaba como un tesoro. Nunva nos la dejó para hacer fotos. Se la debería pedir ahora, a ver que me dice. :)

    Rosa, el invernadero es uno de mis lugares favoritos de Helsinki.
    Prometo un post sobre ese sitio de mis amores.

    Jackie, es que eso es lo que me gustó de tu idea y eso es lo que hecho de menos últimamente.
    Yo quiero viajar, soñar.
    Fotos buenas vuestras veo todos los días en vuestros sets y me encantan, pero quiero que estos temas me cuenten una historia.

    Yo también te doy las gracias por inspirarme cada mes, porque consigo sacar mi ratito para viajar detrás del objetivo.

    Por cierto, creo que Syl no está en estado de buena esperanza. Sólo creo que está terminando una etapa de su vida y eso da mucho vértigo.

    Sylvia, manifiestaté y nos cuentas :)

    ResponderEliminar
  7. Me gustaron tus fotos y tu manera de narrarlo con una historia englogando todos tus tesoros. ¿La que mas? la de la niña, me ha gustado saber que hay niños con nuestro maravilloso hobbie desde muy pequeños (confieso que yo comencé cuando un tío mío me regaló por mi comunión una cámara de fotos... ja, ja ¡que tiempos!)

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Con menudos reportajes fotográficos nos deleitas, Conchi! Un paseo por Helsinki fantástico!

    ResponderEliminar
  9. Raquel, tenía más fotos de niños, pero esta niña nos robó el corazón.

    Mi mejor foto, la de un niño rubio guapñisimo que fotografié a la salida del invernadero.

    Para mi sorpresa, resultó ser el hijo de una de mis compañeras de trabajo, así que por razones obvias, esa foto no verá la luz.

    Susana, tus fotos también son muy buenas. Ahora que el invierno llega y tienes más tiempo, ¿por qué no te unes?

    ResponderEliminar
  10. Cuando vaya a Helsinki, no necesitaré comprar una guía, ni siquiera buscar información en san google. Vendré hasta aquí, recopilaré todas tus historias y me deleitaré con las fotos para saber por donde perderme, dónde parar ...

    ResponderEliminar
  11. NOOOOOOOOOOOOOOO.... no estoy más que en un estado de estrés increíble y con ganas de acabar yaaaaaa!!!!! Jackieeeeee!!!!! jajajajajaja...
    me he reído mucho! Sois muy graciosas!!!! Pero... no baby yet!! jajajaja

    Besitos!!!
    Sylvia

    ResponderEliminar
  12. Maria, cuando vuelvas a Helsinki yo seré tu guía (Ni San google ni leches)


    Syl, ya sabía yo,...

    ResponderEliminar
  13. Conchi, iba montada en una bici que me regalaron los reyes cuando por Madrid todavía permitían ir así por las calles. La cámara es la que llevaba siempre a cuestas, colgada vamos, una Agfa de esas antiguas con el botón rojo que me regalaron por la comunión :-)

    Mi padre también tenía una Canon muy chula que nunca nos dejaba tocar. Con el tiempo la heredó mi hermano pero es verdad que yo nunca la caté. A ver si la pruebo algún día, aunque, claro, al lado de las que tengo ahora se ha quedado la pobre un tanto obsoleta.

    Besicos!

    ResponderEliminar
  14. Conchi, tu post es sensacional!!! las fotos muy lindas y acompañadas de tu relato aun mejor.
    La historia de la niña es linda, ¿iba sola? y sus padres? para mi es algo impensable, por supuesto.
    Estas logrando que tengamos a Helsinki como lugar a visitar.
    Un abrazo,
    Vicky

    ResponderEliminar
  15. Vicky, la niña iba sola.
    Aqui los niños van solos desde muy jovenes.
    No hay mucho peligro y los finlandeses creen mucho en la independencia de los niños.

    Me alegro que te gustaran;.)

    ResponderEliminar
  16. yo siempre estoy reclamando para mí que me nombran hija adoptiva o embajadora o algo de varias ciudades pero..

    es hora de reclamarlo para ti..

    Helsinki y Finlandia tienen que darte un reconocimiento de alguna forma..

    todo lo que transmites de allá es increible...y despiertas en todos los que nos asomamos unas ganas irrefrenables de ir..

    con quién hay que hablar para que te nombren algo??

    un beso, las fotos son preciosas...todas...

    ResponderEliminar
  17. Jajajaja, Maba, que me pongan el nombre en un flag day.

    jajajaj. Aqui sacan la bandera a la calle en cualquier ocasión, así que un día más,...

    ¿Estás mejor?

    ResponderEliminar
  18. Que entrada mas bonita te ha quedado y con esas fotos, tan bellas como siempre.
    Me encanta la fuente y claro! Tu niña
    Saludos
    Coco

    ResponderEliminar
  19. Preciosa entrada!!!! Me ha encantado la foto de la fuente! y el café!!!!

    Como dice Jackie nos has contado l vida en Helsinki a ravés de las fotos! Que gran paseo!

    Un beso. Bea

    ResponderEliminar
  20. Que lindos relatos Conchi, ahora sí que nos diste una reseña de tu ciudad con ilustraciones bellisimas, me gustó mucho como la describiste, de inmediato me transporté al lugar.

    G r a c i a s.

    Abrazos y felicidades.

    ResponderEliminar
  21. Coco, muchas gracias

    Beatriz, gracias y enhorabuena por tu explore.

    Alesi, ¿cuando tu viniste hacía frío? Porque ahora nos estamos congelando :)

    ResponderEliminar
  22. GRACIAS, sé q hay luz al final del túnel (aunque ahora pienso si conseguiremos q sea como nosotros queramos)

    La Rosenthal me ha hablado muy bien de vosotros.

    Preciosas las fotos de tu blog.

    ResponderEliminar
  23. Elena, al final las cosas no son como las habias imaginado, pero si las preparas con ilusion, la gente las encontrara geniales.

    Yo lo pase genial preparandolo

    ResponderEliminar
  24. Conchi, realmente que bella entrada. Y sentí que viaje, gracias por ello!
    Conchi, la niña….oooh la niña! Qué bonita con su bici y contado así como dices.
    La fuente es fantástica.
    Gracias por el paseo a Helsinki.
    Feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  25. Conchi, como me alegro que a pesar de "la ninia" participaras en el grupo este mes tbn!

    Mis fotos favoritas: la fuente y la ninia! Pero me gusto aun mas, la historia que les acompanian.

    Tienes sensibilidad, y eso no se paga con dinero!

    Un beso desde Vancouver,

    ResponderEliminar
  26. Mary Elisabeth, muchas, muchas gracias.
    Viajar por Australia tampoco estuvo nada mal ;.)

    Ana, eres un solete.

    Andé corriendo y a última hora, pero me encanta participar en este grupo.

    ResponderEliminar

No hay nada que más me gusta que saber quién hay al otro lado.
Gracias y bienvenidos!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...