redes sociales

Nuevas experiencias



Como el invierno no acaba, el frío no se va y el paisaje sigue invariable entre el gris y el blanco, esta semana hemos decidido probar nuevas experiencias y nos hemos ido al cine y al gimnasio.

Hemos, si, en plural. Y no me estoy refiriendo a nosotros personas adultas, no, sino a mí y a mi pareja de baile favorita: el señor Pol.

En muchas ciudades de Finlandia, el último jueves de cada mes, se organiza un Vauvakino (cine para bebés). Las pelis no son para niños, sino una de adultos de las que se estén proyectando en esos momentos. Casi siempre son comedias, eso sí, supongo que pensando en que el tipo de público es mayoritariamente mujeres y en que las escenas no deben de ser demasiado subidas de tono (acústica y emocionalmente).

IMG_6424

Las películas, como la tele, son en versión original con subtítulos.
En el cine, la primera línea es finés, la segunda sueco.

Esta es mi segunda experiencia y reconozco que me encanta. El cine, junto con los patrocinadores habituales (marcas de pañales y comida para bebés), pone a disposición de los usuarios juguetes para los niños, microondas para calentar la comida, cambiadores, pañales y todo lo necesario para pasar un par de horas con un montón de bebés de menos de dos años.

IMG_6408

Al fondo la mesa con pañales gratis, microondas, cambiador y demás.
Los juguetes, a la vista están.

A la entrada del cine quedan aparcados decenas de cochecitos, que, por supuesto, siguen tal y cómo los dejaste cuando sales de ver la peli. Bueno no, para ser más exactos, te encuentras con una bolsita llena de potitos, papillas o algún otro producto que las marcas estén promocionando en ese momento.

IMG_0983

Los niños juegan y las madres ven la peli. Y aunque tengo que reconocer que a ratos pierdes un poco el hilo de la película (toca cambio de pañal o hay que dar de comer al hambriento), en general, sales del cine con la sensación de haber visto la película completa.

IMG_6420

Seguro que son las únicas pelis, en que los espectadores se pegan por la fila de delante.

La película de este mes: Morning Glory.

Como a mi hijo le encanta socializar, no sé yo a quién ha salido, el viernes nos decidimos a probar el gimnasio. La clase: Baby Gym.

Perdonen mi ignorancia si es que alguien ya lo ha probado, pero yo me esperaba una cosa más bien light: masajes y gimnasia para bebés, más o menos.

Antes de continuar aclararé a la concurrencia que yo soy 0 deportista. Ya os lo conté aquí y la experiencia del embarazo no ha hecho que la cosa cambiara.

45 minutos de sudar la gota gorda con un niño de 8 kilos en brazos, ha dado como resultado agujetas y dolores en músculos totalmente desconocidos para mi persona. Todavía hoy, dos días después, tengo graves problemas para levantarme de cualquier sitio sin poner muecas y contorsionarme graciosamente.

Pero como soy masoca, me he hecho socia del gimnasio.

Ya lo decía mi madre, que las "idems" somos muy sufridas y, que queréis que os diga, las risas de Pol se oían por todo el gimnasio. No sé si porque le gustaba que su madre le tirara al aire, le colocara encima de su barriga mientras hacía abdominales o porque encontraba muy divertidos los uff, ays y demás sonidos que podía emitir mientras pensaba en qué momento me había enrolado yo en semejante embolado.

IMG_5381carolc

Pues eso, que los viernes a las 10:15 de la mañana, me tendréis modelando mi cuerpo serrano. Si de esta no consigo llegar en forma a la operación biquini, bien sabe dios que nunca pasara.



Nota.- Las fotos de este post son malas, malísimas, pero hacer fotos en un cine sin casi luz y teniendo que vigilar a tu niño y a todos los que se le acercan es francamente difícil. Me decidí a ponerlas porque así es más fácil hacerse a la idea de lo que os cuento, pero habrá que seguir aprendiendo. :)

20 comentarios:

  1. buenísimo! yo evidentemente me pondría nerviosa con los "anunciantes" jajajaja (siempre lo hago!), pero me encanta que sea una alternativa "baby friendly" porque parece que en este mundo para disfrutar de las cosas de "adultos" no podés tener hijos :S
    Me encantó Conchi! Gracias por contarnos!

    ResponderEliminar
  2. alaaaa, es geniaaaal, una suerte tener espacios con bebes, al final acaba una volviendose loca en españa por encontrar sitios nuevos donde poder compaginar una rato para tí donde el bebe pueda estar comodo, y encima este cine... esque esta preparadiisimo!

    ResponderEliminar
  3. Al fin veo cómo son!

    Acá en Londres también hay varios cines que ofrecen cierto día este tipo de funciones y siempre me pregunté cómo serían...

    Me encantó ver!

    ResponderEliminar
  4. Luisina, en este país hasta los patrocinadores no son agobiantes. No hay ninguna mención a ellos en el evento, sólo el material gratuito y la bolsa con las muestras te la encuentras a la salida. No hay que rellenar nada, ni comprar nada.

    Hay algo muy, muy curioso. Los hospitales les pasan los datos a estas empresas (algo que debe ser súper legal y natural aquí) y cada cierto tiempo te llegan regalos para los niños. Ayer fuimos a recoger una caja grande llena de pañales, toallitas, baberos deshechables y alguna otra cosa más.

    En España te estarían llamando por teléfono, te mandarían un montón de propaganda y en esos eventos tendrías media hora de alguien contándote las maravillas del producto.

    Aquí simplemente te lo regalan para que lo pruebes. :)

    ResponderEliminar
  5. Moon-light, es un país súper preparado. Todos los centros comerciales cuentan con una sala para dar de comer y cambiar a los niños. Es un espacio grande lleno de juguetes y siempre lleno de padres y niños descansando de las compras. Ya os lo enseñaré algún día.

    En todos los restaurantes hay sillitas para bebés, están siempre bienvenidos y muchas veces pasan a preguntarte si la música está a un volumen adecuado o si molestará al bebé.

    ¡Un placer!

    ResponderEliminar
  6. Alicia, a lo mejor en Londres son diferentes, pero es una alternativa buenísima.
    Sé por Caos magazine, que en Barcelona lo están intentando.
    ¡Buena Suerte!

    ResponderEliminar
  7. ¡Que buenísimas ideas! ¡Ojalá hubiera algo parecido por aquí! Estoy deseando hacer un poco de ejercicio pero dejar a Ibai un par de horas solo me resulta difícil. Y me da mucha rabia que, como dice Luisina, parece que los niños molestan y para disfrutar no puedes llevarlos contigo. ¡Una pena!

    ResponderEliminar
  8. ¡Pero qué idea más buena!
    Me encanta, y que los patrocinadores no den la tabarra me parece increíble ¡qué gustazo!
    Me algra que puedas disfrutar de Pol en tantas actividades. Y ya verás como poco a poco el masoquismo hasta te gusta, jejeje.

    Besitos!!

    ResponderEliminar
  9. qué buena idea lo del cine!!! claro que sí! si es que tener un bebé no tiene porqué significar renunciar a todo!!
    me encantan las fotos Conchi!
    :)

    ResponderEliminar
  10. Porque no me gusta el frío que si no me iba a vivir allí!

    No, en serio, me parece genial que la sociedad entienda que por ser madre no tienes que volverte una ermitaña y que te faciliten actividades cotidianas sin tener que abandonar a tus hijos. Hace años que no voy al cine a ver pelis de adultos (primero porque tienes niños a los que atender y luego porque lusgo, cuando ya no te demandan tanto porque a las 22:00 h ya no soy persona).

    No te rindas y este verano luciendo cuerpazo en la playa.

    ResponderEliminar
  11. Irene, mi gimnasio a parte de baby gym tiene guardería incluida. Durante dos horas te cuidan el niño para que puedas hacer gimnasia, vayas a la peluquería o te des el gustazo de un buen masaje.
    Creo que utilizaré ese servicio, aunque sólo sea para pasar por la esteticien. ;)

    Asún, mira que lo dudo. Mi hermana es monitora de aerobic y no ha llegado a convencerme nunca.

    ResponderEliminar
  12. Inés, tú ya lo sabes, pero para mí lo más importante era seguir siendo yo con la maternidad. Nunca fui muy de niños, soy muy independiente y necesito estar haciendo cosas constantemente.
    La verdad, se agradece que te faciliten las cosas.

    María, todo tiene su pequeña contrapartida. Aquí los niños son independientes MUY, MUY pequeños. A los 8-9 años ya van solos por la calle con su teléfono móvil porque se les considera independientes.
    Cuando Pol empiece a ir a la guardería, tendrá que aprender pronto a valerse por si mismo, porque es como se les educa aquí: individuales e independientes.

    ResponderEliminar
  13. por dios... yo quiero una franquicia de eso cerca de mí!!!!!!!!!!!

    en esas cosas es donde se ve lo "adelantados" que están los nórdicos...

    me encuentro con un problema: necesito hacer algo de ejercicio por la espalda, adoro el cine, me gusta pasar el día fuera pero.. qué hago con la niña mientras voy al gimnasio? no puedo meter a un bebé en el cine porque si se le da pro llorar, molesta y salir significa llevar cientos y cientos de cosas (me hice experta en localizar baños donde cambiar bebés fuera fácil)..

    estas iniciativas, de verdad, que son necesarias... envidio y aplaudo todo lo que tenga que ver con conciliar ser madre con ser persona y poder hacer cosas para los dos (o para toda la familia)

    me has tocado la fibra!! gracias por las fotos, que de verdad son maravillosas y aumentan mi admiración pro vuestro país "de paso".. que sé desde ya que vas a echar de menos cuando lo dejes

    besos

    ResponderEliminar
  14. por cierto, que leo lo de los anunciantes.. a años luz, por supuesto, pero aquí nos van dando vía matrona o vía hospital "canastillas"..dentro hay varios productos para "probar" y solo la prueba .. sin nada más, ni intercambio de datos.. con lo que simplemente es regalo y, la verdad, cosas que probé o que me regalaron por esta vía, ya se quedaron en mi "vida"

    besos

    ResponderEliminar
  15. ¡Buenas!
    He estado buscando blogs interesantes.
    Soy Marya,
    mi blog se centra en las letras.
    Si te interesa la escritura, la poesía y los ensayos, más que otras banalidades que hoy día se valoran...
    si no tienes tabúes que te restrinjan, y prefieres decir lo que piensas...
    si quieres saber sobre el proceso de creación de libros de una autora de dos publicaciones y así sus cambios hasta la locura...

    échale un vistazo a mi blog,
    y si te gusta, que nadie te calle, ¡síguelo!
    http://librosy3.blogspot.com

    ResponderEliminar
  16. Maba, hay ciudades que poco a poco ofertan esas cosas. Supongo que la diferencia está en la oferta y la demanda. Aquí las madres tienen 10 meses de baja maternal y se puede hacer extensible a dos años, casi sin problema.

    Sí, la verdad es que en ese tema están a años luz.

    Mayra, gracias, me pasaré por allí

    ResponderEliminar
  17. Te leí esta mañana antes de ir a trabajar y me quedé con ganas de decirte que esa foto de Pol es increíble!!!!! A parte de estar guapísimo, los colores y la expresión son fabulosos!!!!!!!

    Aquí también hay cines para bebés, aunque no sé muy bien como funcionan todavía... pero me parece una idea estupenda! Aunque aquí creo que son películas para más pequeños y no para adultos. En Nottingham también tenían una sesión para niños autistas. Y yo me pregunto ¿Por qué en España no se hace algo así? Aquí es tan normal... Pero la maternidad/paternidad no se ve igual tampoco. Disfruta del cine y de estas maravillosas experiencias que tanto llenan, y sobre todo de esas sonrisas que le roban a una el corazón!

    Besitos!!

    ResponderEliminar
  18. Que pasada!! Cuando veon estas cosas me doy cuenta que queda tanto por recorrer aqui... Ojalá hubiera algún cine por aquí...me encanta la iniciativa!!! dices que en bcn lo han puesto en marcha???
    Besos,
    Eva.

    ResponderEliminar
  19. acabo de decubrir tu blog a través de Kireei y estoy encantada. Soy fan de los paises nórdicos y de todo lo escandinavo, y la verdad, me a picado el gusanillo de como una pareja acostumbrada al calorcito de españa se adaptó allí. Aunque no me extraña, este tipo de iniciativas no las hay en españa y me parace de lo mas original, cómodo y necesario! Aixx...cada dia que pasa me entran mas ganas de dar el saltito.....
    Encantada!!!

    ResponderEliminar
  20. Ays.. yo ya me enamoré de Finlandia cuando pasé 13 semanas en un pueblecito del centro del país el año pasado.. pero cuanto más conozco de vuestro país de acogida, más me empuja a querer vivir allí, y a tener hijos allí (y no en España). A pesar de los -27ºC que llegué a saborear en Diciembre :)

    Es que el sistema educativo que tienen.. me tiene enamorada! Y bueno, esa seguridad en las calles, ese civismo.. En fin, que aun siendo un lagarto que necesita el sol para moverse, me iría allí sin pensarlo!!
    Sólo hay un pequeño detalle que me frena.. estar lejos de mi familia el día que decida formar yo la mía..

    Besicos!

    ResponderEliminar

No hay nada que más me gusta que saber quién hay al otro lado.
Gracias y bienvenidos!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...